Revista COMUNICACION

Primer trimestre 2005


PDF | 0 Kb
/files/publications/magazines/COM-000129.pdf  descargar archivo
Presentacion
Presentación
Presentación
Recursos
Pertenencias y Poder es el título escogido para presentar el número 129 de la revista Comunicación. La conjugación de ambas dimensiones nos coloca ante la conformación de nuevas territorialidades, simbólico-mediáticas, que tienen expresión en fenómenos como la expansión en el uso (también social, ciudadano) de la red de Internet, pero al mismo tiempo comprende –como nos lo recuerda Castells- la conformación en torno a las nuevas tecnologías de también innovadoras formas de control, es decir de ejercer el poder. La diáspora que comenzó a evidenciarse entre sectores profesionales venezolanos, de una emigración en la que se combinan búsquedas de mejores perspectivas económicas con desaliento político, puede llevarnos a hablar hoy de una “patria virtual”, con dinámicas muy reales de intercambio y comunicación a través de redes electrónicas.

Dicho fenómeno no queda anclado exclusivamente en un nostálgico recuerdo de la patria, sino que ha devenido en intenso debate político y cruce informativo, alimentando un espacio que no podemos ubicar en el mundo de lo tangible. No se trata de un espacio físico, pero su ida y vuelta de mensajes y reflexiones, con la rapidez de nuestra época, nos coloca ante la configuración de lo que podríamos denominar nuevas redes de información. Dichas redes tienen características de (no)territorialidad, por no estar ubicadas en un lugar específico, pero a la par gozan de un sentido efectivamente nacional, por ser la pertenencia a una nación el punto o la excusa de encuentro.

En todo este proceso cabe a la perfección hablar de pertenencias. La constatación de ésta, en no pocos casos, se encuentra ligada a la distancia con que se mira desde otros territorios, ésta vez sí físicos, a aquel de donde nos sentimos parte. Al mismo tiempo, el acto de emigrar entraña el reto de pertenecer, o hacerse parte de alguna manera, a aquel nuevo espacio geográfico que recibe al emigrante. El universo de lo mediáticosimbólico, en su juego de percepciones e imágenes, podría ser puente para que esos procesos de inserción ocurran de la manera más armónica posible.

La pertenencia, sin embargo, no es asunto exclusivo del apego a lo nacional, a lo autóctono. En los últimos años hemos visto el crecimiento del debate y la participación política en las redes de Internet, en especie de correlato de lo que vivía concretamente la sociedad venezolana. La apropiación de Internet como lugar para el ejercicio ciudadano es otra manera de pertenecer, especialmente en un contexto socio-político como el nuestro, en el cual es palpable el debilitamiento de las instancias de mediación política (partidos, sindicatos, etc).

Como decíamos al inicio, la conjugación intencional de las dos palabras, Pertenencias y Poder, nos remite tanto a la constitución de nuevas dimensiones simbólicas del pertenecer, que sobrepasan lo exclusivamente territorial, pero al mismo tiempo nos coloca ante la constatación de que allí, y en las diferentes mediaciones, el tema del poder es ineludible. Para algunos autores, la globalización –fenómeno que termina atravesando estos procesos en la actualidad- produce un quiebre significativo de temas que tradicionalmente se consideraban difíciles de modificar, como el arraigo. Globalización, que en el terreno mediático, como sabemos, expresa también relaciones de poder que se reflejan en una extrapolación de la dominación simbólica.

La explosión comunicacional que ha significado Internet, con serios replanteamientos en las concepciones históricas del proceso comunicativo, no constituye exclusivamente un espacio para el intercambio en la sociedad actual, sino que también deviene en campo de batalla por el ejercicio del poder.

Estas reflexiones, a modo de presentación, no son más que invitación para que se recorran las páginas que siguen. En especial nos parecen que apuntalan algunas de estas ideas los siguientes textos: Venezuela desde el espacio exterior, de Roger Santodomingo, Venezolanos@s en el extranjero: Una patria virtual comunidades reales, de Zinnia Martínez, La participación ciudadana del venezolano en Internet, de Liliana González Urdaneta, e Innovación, libertad y poder en la Era de la Información, de Manuel Castells.

Una mirada innovadora de la crisis venezolana la da Héctor Bujanda con El papel del experto: Conflictividad y liderazgo entre 1989 y 2004, mientras que Vanessa Rodríguez Breijo aporta una revisión del fenómeno migratorio venezolano en España con Inmigrantes, televisión y percepciones: Mírate en esa pantalla. La sección Estudios la cierra un trabajo que nos contextualiza una de las temáticas centrales del número, se trata de Política, Poder y Comunicación: Una visión desde América Latina, de Elda Morales y Ana Irene Méndez.

Este número 129 de Comunicación, por otro lado, tiene una significación especial para los integrantes del equipo que hace posible esta revista. Con esta edición iniciamos las celebraciones de los 30 años de existencia de nuestra publicación. Se dice rápido, pero la tarea a lo largo de los años y de varias generaciones de colaboradores ha sido muy valiosa, especialmente por las dificultades que tienen las publicaciones especializadas y de corte académico-reflexivo para lograr continuidad en nuestro país. A lo largo de 2005 tendremos una sección especial, se trata de un dossier en el que estaremos recogiendo diferentes opiniones y testimonios para no pasar por alto nuestras tres décadas de existencia.

Comentarios
Comentarios 0
no se permiten etiquetas HTML
Eventos
    A Fondo |   RSS Gumilla