Revista COMUNICACION

Cuarto Trimestre
Prácticas y alteridades
Recursos





Cerramos este año con una mirada nueva sobre lo suficientemente conocido y estudiado por este equipo de Comunicación en el área de las “Prácticas y alteridades” en medios comunitarios, culturales y populares. Lo alternativo ha encontrado desde siempre un espacio para su expresión, revisión y promoción en la revista y su abordaje ha venido desde las más distintas ópticas y espacios. Al respecto trata, por ejemplo, el número 117 del 2002, entre los más recientes. Ahora bien, lo alternativo, comunitario y popular, con firmas de profesionales de aquellas experiencias comunicacionales en las distintas regiones de Venezuela, sí que es una novedad en ésta entrega. Trabajo con perfil propio que posibilita el hallazgo de realidades sólidas, tanto en las históricas páginas de la revista como en el interior de la nación y, asimismo, se proyecta con claridad meridiana sobre el futuro inmediato de los medios alternativos en Venezuela y sus posibles alteraciones.


 

Revisemos lo que se ofrece. La entrada abarca diez artículos con varios compartimentos de autonomía temática, sin mucha unidad conceptual, pero de apoyatura práctica. Lo encabeza el texto de Víctor Suárez, con su tema Obsesión por el cautiverio, que trata del decreto 6.244 que se aprobó el 22 de julio del 2008 en Consejo de Ministros sobre el contentivo de la nueva ley de telecomunicaciones, informática y servicios postales, y sus implicaciones en el terreno de las telecomunicaciones en Venezuela. A esto se le sumaron las plumas de Marcelino Bisbal y Gustavo Hernández para entregar su propia reflexión del asunto. 


 

El primer bloque de artículos que tratan de forma directa el tema de lo alternativo y comunitario está dedicado a la radio. Se hace imponderable un reconocimiento al aporte de la radio comunitaria en el campo de la educomunicación y por esa razón el texto de los zulianos, Alexander Hernández y Mónica Marchesi, está muy completo. Ya son 60 años de la radio popular y comunitaria   en América latina, este texto se apoya en el camino histórico, toca las incidencias y entra en las prospectivas del área en mención. Le sigue las experiencias de intermediación radial en Carabobo: Manantial 92.7 y Punto Sur 97.5.fm de las profesoras de la UNICA Liliana Lozano y Edith Fuentes, desde su desempeño profesional logran acopiar las experiencias de dos emisoras comunitarias ubicadas en Naguanagua y Valencia, respectivamente, partiendo de sus prácticas sociales colectivas y de las redes de comunicación que se generan en la intermediación radial. Representa un aporte significativo por nuestra búsqueda de espacios en y con los medios comunitarios, que puedan contribuir a la construcción de una democracia robusta en Venezuela.  


 

Periodismo audiovisual a la merideña de Argelia Ferrer, artículo escrito para hacer honor al excelente movimiento de los últimos años, en el mundo audiovisual, de la ciudad andina. La profesora de la ULA revela, en base a las entrevistas de cinco periodistas, cuál es el contexto periodismo audiovisual con respecto a la relación con directivos, fuentes oficiales, económicas y académicas; con relación a la remuneración, a las comunidades, a la censura y a la autocensura. En varios aspectos con respuestas comunes, pero en otros, los puntos de vista y las experiencias son diametralmente diferentes.


 

A continuación se incorporan, primero, un tema de géneros Mujer y Periodismo que le pertenece a Marta Aguirre, periodista que ha venido trabajando ese ámbito y de pertinencia para acompañar el número. Y, segundo, un amplio desarrollo sobre la metodología de los Consejos Editoriales de El Nacional puesta en práctica por el diario El Nacional en Venezuela desde el mes de noviembre de 2006. En este sentido, Agrivalca Canelon, examina el modelo desde tres perspectivas articuladas: la inmediata, que remite a la noción del periodismo ciudadano, pasando por los presupuestos del gobierno informativo hasta desembocar en la gerencia del conocimiento. 


 

Para responder a la dinámica contemporánea tenemos dos temas de gran actualidad, trascendencia e impacto nacional e internacional. En Venezuela, La elección del el nuevo CNP escrito por Carlos Delgado-Flores, y en el orden continental está el tratamiento informativo de la liberación de Ingrid por 3 medios latinoamericanos, de los jóvenes estudiantes de periodismo en la UCAB, Kelvin Aponte, Andrea Pérez y Angélica Velazco. 


 

Ulteriormente vienen dos trabajos diferentes pero cada uno con su autonomía y peso muy específico, ya sea por la dedicación a una zona geográfica de Venezuela, o por conexión con el gobierno de turno. El primero, cinco años de investigación en UCAB – Guayana de Ana María Quintero, profesora de UCAB Guayana, y el segundo, líneas gubernamentales en medios alternativos y comunitarios José Fernando Benítez, profesor de la UBV. Benítez hace una revisión de la prensa nacional desde el año 2002 hasta ahora nos permite contrastar dos grandes corrientes de opinión sobre los Medios Alternativos y Comunitarios de Venezuela. En la primera los tilda de chavistas, gobierneros, proselitistas e ilegales, y en la segunda reivindica su papel en la construcción de un nuevo modelo comunicacional que tiene gran injerencia en el desarrollo comunitario.


 

Los dos estudios le corresponden: Primero, a Rafael Quiñones quien hace una revisión panorámica del Mapa de situación de la prensa y medios regionales y sus cambios en los últimos años. Dicho cambio no reside de manera exclusiva en el diseño y entorno a como formalmente debe presentarse las noticias ante el público, sino que engloba a su vez los procedimientos para procesar y presentar los contenidos noticiosos. El segundo a Honegger Molina quien hace un recorrido por las tres décadas de la revista Comunicación descubriendo la línea marcante en la comunicación alternativa, popular y comunitaria. Esta mirada completiva viene a demostrar la firme continuidad del equipo de investigadores de la revista en la búsqueda de lo alternativo y su adecuación a cada época como respuesta y justificación, desde las bases populares, al sistema ambiental dominante donde imperan las comunicaciones comerciales.


 

El Hablemos lo recoge Moraima Guanipa, es el resultado del encuentro entre el equipo de Comunicación, el reconocido investigador chileno Valerio Fuenzalida y el catedrático venezolano Jairo Lugo, quienes expusieron sus impresiones sobre los alcances de la acción gubernamental en el horizonte mediático y las respuestas políticas que las audiencias ofrecen en climas de confrontación y polarización. Un enfoque que está dirigido al servicio público en radio y tv con el llamado a generar más contenidos y menos infraestructura.


 

El documento llamado Morin a tres manos y sin complejos, fue extraído de las firmas y el pensamiento de Edgar Morin, Rigoberto Lanz y Carlos Reynoso. Texto de gran valía y completa relevancia por el personaje y su paso por Venezuela. Investigación que se sustenta en artículos publicados en El Nacional: “Morin entre nosotros” y “La máquina Morin” por los autores arriba referidos, cuando se anuncia la llegada del intelectual francés al país. Son miradas a contrapunto que ponen en blanco y negro la complejidad de su pensamiento. Se deja en claro la seriedad para pensar y su compromiso para actuar. Así como la profundidad de su reflexión y el olfato agudo para saber dónde estamos parados. Pero también afloran los desatinos, las lagunas y las ausencias teóricas de la propuesta metodológica y filosófica del nombrado intelectual en el documento que entregamos. 


 

No están ya superadas las concepciones comunicacionales, restringidas al ámbito regional, local o comunitario? ¿Acaso no entramos en la era de la desterritorialización, en la que avanza la deslocalización de lo social con una disminución de la coincidencia entre identidad, cultura y lugar? 


 

Con la moda del término “globalización” y su uso indiscriminado en cualquier campo para explicar los fenómenos contemporáneos, se ha llegado a su vaciamiento conceptual. 


 

A lo más nos queda una vaga percepción de que algo ha cambiado en las coordenadas espacio-temporales del mundo del siglo XXI, y que, gracias a las TIC, ha afectado a las relaciones de vecindad y lejanía entre personas, territorios y continentes.


 

En el campo cultural Robertson alertó que se están desplegando dinámicas, si no contradictorias, al menos competitivas, entre unas fuerzas centrífugas, mantenidas por las grandes corporaciones transnacionales, y otras fuerzas centrípetas, sostenidas por los estados-nación y organizaciones identitarias de resistencia. Ejemplos ilustrativos de ambas direcciones serían los flujos de mercancías según los tratados de libre comercio y al contrario las restricciones legales para los flujos migratorios. 


 

En el campo de la comunicación la simplificación de unos procesos complejos nos ha hecho perder de vista el entramado tupido de las comunicaciones regionales, locales y comunitarias, como si éstas hubieran desaparecido ante la avalancha del nuevo entorno digital, en capacidad de superar las barreras espacio temporales de los lugares habituales, donde se desenvuelve el hombre común.


 

Se ponen en paréntesis los costos de las fronteras lingüísticas y culturales, como si éstas no condicionaran las posibilidades y no afectaran los ritmos de adaptación. Como si los bosques y los parques industriales tuvieran la misma movilidad que los bit. Este supuesto de que todos los bienes son intercambiables virtualmente según el valor de cambio o su contenido simbólico, es un mito típico del capitalismo cibernético.


 

Fascinados por la posibilidad tecnológica de una comunicación y participación en tiempo real, hemos perdido de vista, en primer lugar, que las relaciones interpersonales y grupales según leyes proxémicas, siguen estando en la base de las demás interacciones, y, en segundo lugar, que gran parte de las transacciones virtuales, se alimentan de las matrices de base y de los procesos de socialización primaria de la familia y secundaria de la educación y el trabajo en los entornos locales y/o regionales.


 

No solamente en el mundo laboral y político, donde el factor de la procedencia y de la residencia de las personas en una localidad, es una variable importante para la representación social y ciudadana, sino en el mismo mercado de bienes y servicios el factor de la accesibilidad de los productos físicos y de la cercanía de los usuarios, sigue siendo fundamental para el sostenimiento de la vida política, social y económica. 


 

En razón de ello hemos considerado que debemos retomar el diagnóstico de esas otras comunicaciones menos glamorosas, vinculadas a los espacios regionales y locales, a las comunidades y organizaciones de base en ebullición, para analizar la calidad del tejido social y humano que impregna la cotidianidad.


 

No es la primera vez que la revista aborda estas cuestiones, desde que lo hiciera en el año 1977 en una aproximación a las comunicaciones en la provincia, y, posteriormente, al analizar los movimientos de comunicación alternativa y comunitaria.






Comentarios
Comentarios 0
no se permiten etiquetas HTML
Eventos
    A Fondo |   RSS Gumilla